jamón ibérico de bellota

Son muchas las personas que se preguntan cómo conservar el jamón en verano, ya que este es uno de los alimentos que más se consumen en esta época. El jamón 100% ibérico de bellota es un producto estrella durante todo el año, pero especialmente en verano. Durante los meses de calor, nos apetece comidas ligeras, fáciles de cocinar y que no estén calientes, por ello el jamón es uno de los productos que más se consumen en dicha época.

Desde Hermanos Cárdeno hemos creado este post, ya que queremos darte los mejores consejos para conservar el jamón en verano y que disfrutes del sabor ibérico en todo su esplendor.

Consejos para conservar el jamón en verano

El jamón es un producto curado, pero no deja de ser un alimento. Por ello, debemos tratarlo como tal. Es un producto fácil de conservar, pero no debemos olvidar que tenemos que tomar unas medidas básicas para poder mantener su aroma y su sabor en verano, ya que durante esta época del año, la altas temperaturas pueden llegar a estropear una pieza de jamón si esta no está bien cuidada.

A continuación te damos algunos consejos para que tu jamón 100% ibérico de bellota quede totalmente protegido en verano. ¡Apunta!

Guarda el jamón en un lugar fresco

Si queremos conservar el jamón en verano, es fundamental que tengamos en cuenta uno de los aspectos más importantes durante la época estival: la temperatura.

Igual que otro alimento, el jamón necesita una temperatura oportuna para su óptima conservación. Dicha temperatura suele rondar entre los 12-20 grados.

Puedes guardar el jamón ibérico en una despensa, eso sí, esta debe tener una buena ventilación y ser un lugar fresco, de lo contrario, el jamón puede llegar a estropearse.

No obstante, es importante saber si vas a consumir el jamón ibérico en un momento u otro, es decir, si vas a consumirlo en menos de un mes, puedes conservar este a 20 grados. En cambio, sí deseas que el jamón dure más tiempo, la temperatura de conservación debe ser más baja, entre los 15 y 13 grados.

La grasa del jamón ibérico es tu mayor aliada

Si no deseas que tu jamón ibérico 100% de bellota se reseque en verano después de iniciar el primer corte, te sugerimos que utilices la propia grasa del jamón para la conservación del mismo, ya que este funciona adecuadamente como protector. De esta manera, conservar el jamón en verano es mucho más fácil, ya que gracias a su propia grasa, hará que mantenga su jugosidad y evitará la oxidación del mismo.

Te aconsejamos que unas las lonchas de grasa en la parte superior del jamón ibérico para tapar toda la zona que queda desprotegida y posteriormente, envuelve dicha zona con papel film de cocina para que quede totalmente cubierta la parte superior. El jamón quedará totalmente resguardado de las altas temperaturas veraniegas, ya que de esta forma no es posible el contacto con el aire y la grasa se encargará de hidratar la parte superior del jamón.

Los tiempos son importantes

El tiempo recomendable de consumo durante el verano para una paleta es de dos semana y para un jamón, es de tres. Para poder cumplir dichos tiempos, te aconsejamos que en el caso de la paleta cortes unos 80 gramos al día y en el caso del jamón (en función del peso) entre 100 y 150 gramos. 

 

En definitiva, si sigues los pasos que te hemos dado, tu jamón no sufrirá ningún percance y estará siempre en condiciones favorables para su degustación o consumo.

Si deseas disfrutar este verano con un buen jamón, te invitamos a que veas los productos de Hermanos Cárdeno que te ofrecemos en nuestra web. Todos ellos son elaborados artesanalmente para ofrecerles a nuestros clientes todos los matices del sabor ibérico en cada uno de nuestros productos. Haz tu pedido y te lo enviaremos a casa.

¡No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para no perderte nuestras novedades!